Protección pasiva contra incendios

Compartimentación

Los edificios, en función de su uso y superficie, se dividen en sectores de incendio. Cada uno consiste en un  espacio delimitado por paredes y techos de una determinada resistencia al fuego que evitan la propagación de éste hacia otros sectores de incendio.

El Código Técnico de la Edificación (CTE), a través de la sección SI 1 (propagación interior), establece las superficies máximas por sector de incendio en base al uso del edificio. La resistencia al fuego requerida para los elementos que conforman cada sector de incendio se encuentra reflejada en la tabla 1.2 del CTE.

La compartimentación es una parte muy importante dentro de la protección pasiva contra incendios, ya que impide que el fuego se propague por el resto del edificio. El fuego, de esta manera, queda confinado dentro  del sector de incendio donde se originó.

Objetivos:

  • Limitar la propagación del fuego potenciando la compartimentación existente.
  • Distribuir en áreas limitadas para contener cualquier incendio generado en él o, por el contrario, evitar que penetre un incendio exterior dentro de un sector de incendio.
  • Limitar la propagación del fuego en el interior de los edificios y entre los adyacentes. Los elementos constructivos que lo limitan deben ser resistentes al fuego.

Perlita y Vermiculita dispone de diferentes soluciones constructivas para la compartimentación de los edificios. A continuación, adjuntamos un listado con estas soluciones:

  • División vertical de chapa
  • Tabiques
  • Falso techo

Los elementos destinados a la compartimentación deben tener la resistencia al fuego exigida por el CTE (Código Técnico de la Edificación) para edificación residencial y no residencial, o por la definida RSCIEI (Reglamento de Seguridad Contra Incendios en Establecimientos Industriales) para locales de tipo industrial.

Aquí podrás encontrar algunos de nuestros productos recomendados para garantizar una mayor protección pasiva contra el fuego: