Protección pasiva contra incendios

Estructuras de hormigón

El hormigón es un material destinado a la construcción de edificios.

A diferencia de otros productos, el hormigón posee una buena resistencia al fuego debido principalmente a su baja conductividad térmica y a la presencia de agua en su interior. Estos dos factores ralentizan el calentamiento de las secciones, obteniendo buenos valores de resistencia al fuego.

Pese a ello, la capacidad de resistencia al fuego de los elementos estructurales de hormigón no es ilimitada y, por este motivo, debe ser evaluada, teniendo que ser protegidos en caso de no llegar a la resistencia requerida.

La principal causa de la capacidad portante de las estructuras de hormigón viene dada por las armaduras y sus recubrimientos.

La determinación de la resistencia al fuego de los elementos de hormigón se puede calcular mediante dos métodos:

  • Cálculos especificados en los Eurocódigos.
  • Tablas del Eurocódigo 2 (EN 1992) y del Documento Básico de Seguridad contra Incendios (DB SI) del Código Técnico de la Edificación (CTE), Anexo C.

Con el fin de mejorar el rendimiento frente al fuego de los elementos de hormigón se puede aplicar un revestimiento sobre la superficie expuesta al fuego de estos elementos. El espesor a aplicar se determinará en función del espesor equivalente, que se define como la equivalencia del espesor del mortero frente al del hormigón. Estos valores de espesor equivalente se obtienen mediante los ensayos de resistencia al fuego según la norma EN 13381-3.

Para proteger los elementos estructurales compuestos por hormigón se utilizan las tablas de espesores equivalentes obtenidas a través de los ensayos de resistencia al fuego.

Perlita y Vermiculita dispone de productos para garantizar la protección frente al fuego de estructuras  de hormigón.

Aquí podrás encontrar algunos de nuestros productos recomendados para garantizar una mayor protección pasiva contra el fuego: