Protección pasiva contra incendios

Túneles

Los daños ocasionados por un incendio en un túnel siempre tienen un coste elevado, tanto a nivel humano como económico. Hay que tener en cuenta que un incendio en un túnel alcanza unas temperaturas muy altas debido a sus propias características: falta de ventilación, concentración de gases, etc. A todo esto hay que añadir la dificultad de acceder al foco del incendio por los servicios de extinción para evacuar a la gente que se vea involucrada, sobre todo, debido a los escombros de hormigón producidos por el spalling (explosión del árido cuando el hormigón alcanza la temperatura de 380 °C y comienza a desgajarse) que bloquean las vías de salida.

A la hora de diseñar un túnel hay que tener estas situaciones muy presentes, facilitar una vía alternativa de escape, una correcta ventilación, una protección activa o desarrollar sistemas de protección pasiva contra incendios de los elementos estructurales del túnel.

El coste de rehabilitar un túnel que ha sido afectado por un incendio es reducido si se ha realizado previamente un tratamiento de protección pasiva contra incendios en el mismo.

La mayoría de túneles que se proyectan hoy en día van revestidos con hormigón, ya que si se producen descorches o fallos de sujeción del terreno, estos no caen a la calzada, quedando contenidos por el revestimiento del hormigón. Además, ofrecen una menor resistencia al movimiento del aire, debido a la lisura de sus paredes, lo cual, siempre mejora la ventilación del mismo. Aún así, para su protección frente al fuego, el hormigón debe ser revestido por un material resistente al fuego y cumplir con las exigencias de protección en caso de incendio exigidas.

Perlita y Vermiculita, S.L.U. dispone de varias soluciones frente al fuego para la protección de túneles.

Aquí podrás encontrar algunos de nuestros productos recomendados para garantizar una mayor protección pasiva contra el fuego: